Consejos

  • Relatograma todo tipo de cosas: actividades, comunidades, eventos que te importen de alguna forma, de los que quieras aprender cosas y déjate afectar.
  • Disfruta la magia del directo: te puedes equivocar pero incorpóralo al relatograma, no borres, reconduce.
  • Comprométete con el método: acuerda con el resto y respeta esos acuerdos sobre dónde, cómo y cuándo compartes y devuelves los relatogramas, sea digital o analógico.
  • Experimenta y crea tu propio sistema: prueba materiales, formatos, tamaños, bolis, colores y lleva lo que te sea más cómodo y te divierta más.
  • Ojo con vulnerabilizar, hay que cuidar las situaciones: se pueden arrojar críticas, lanzar preguntas, pero no hacer humor con aquello que es sensible, ni comprometer a quien no tiene poder.
  • No intentes dibujar una foto, la cámara o hace mejor: elige qué sale en la escena, no te quedes con lo evidente, ¡tú eres el filtro! y puedes incluír cosas que pasaron antes o que pasarán.
  • Comparte, regala y devuelve: utiliza licencias libres y no hagas cerrado algo en lo que se te ha permitido entrar.
  • Cierra el ritual: piensa con antelación donde archivas y guardas tanto lo analógico como lo digitales; clasifica tus carpetas y cuadernos, ponles fecha e información de la actividad, si no luego es un lío.