Materiales

Antes

  • Localizar: un evento, comunidad, proceso que documentar… y ponerse en contacto, proponer y explicitar la metodología y comprometerse a acompañar el proceso.
  • Informarse: conocer mínimamente el evento, entender quién lo organiza y por qué, cuáles son los objetivos, dónde sucede, de dónde viene la cosa y a dónde va.

Durante

  • Cuaderno o libreta: es aconsejable usar un papel de un gramaje alto para evitar que la tinta que usemos lo traspase. El formato puede ser cuadrado, rectangular, apaisado, y podemos usarlo en vertical u horizontal, pero os recomendamos que optéis por uno concreto para darle continuidad. Si es un cuaderno para trabajar a doble página, debemos evitar espirales. Si los relatogramas se van a escanear, es mejor elegir un formato inferior a DIN-A4. También podemos trabajar con pliegos autofabricados de papel.
  • Bolígrafos o rotuladores: es recomendable usarlos negros y de un grosor entre 03 y 04 milímetros. También se pueden usar pinceles de agua recargables u otros utensilios como lápices, ceras o tintas, que son bienvenidos si no nos supone un freno durante la práctica.
  • Poder moverte: por el espacio de la actividad, no tener un punto único y fijo desde el que hacer el relatograma.

Postproducción

  • Ordenador
  • Escáner
  • Software de edición de imágenes: Photoshop (privativo) Gimp (libre) o cualquier otro programa en el que se pueda colorear el relatograma.

Compartir

  • Digitalmente: conexión a internet, redes sociales y plataformas de archivo online (tipo Commons, flickr…).
  • Analogicamente: imprimir y enmarcar.