Consejos

  • El feminismo es tu mejor aliado. Busca, lee, descubre: hay miles de mujeres y también hombres que llevan años, décadas, siglos hablando, escribiendo, pensando y señalando el machismo.
  • Acompañada, acompañado, todo es mejo: busca a esos aliados con los que sentirte comprendida y apoyada, con los que pensar ideas y proyectos o con los que simplemente desahogarte y afrontar las cosas.
  • No dejes de disfrutar: a veces, cuando nos ponemos las gafas violetas y empezamos a detectar micromachismos y a darnos cuenta de lo injustas que son algunas situaciones es difícil no enfadarse. Enfádate, pero no dejes de pasarlo bien.
  • Si eres chico, actúa diferente y házselo saber a los demás chicos: no seas parte de comportamientos que juzguen, denigren, se burlen
    o hagan sentir mal a las mujeres.
  • Es una frase hecha pero es cierto: el cambio empieza por uno mismo. Escucha a las mujeres.
  • Dejemos de juzgar a las mujeres: por su físico, por su forma de vestir, por sus historias afectivas y sexuales...
  • Si eres chica, solidarízate con otras chicas: que algo no te haya pasado a ti no significa que no te pueda pasar o que eso no sea parte del sistema en el que vives y que te afecta.
  • Juntas somos más fuertes: ayudémonos entre nosotras.
  • Busca ayuda: si sientes que algo que has vivido te ha hecho daño, si quieres denunciar algo que te ha sucedido, si crees que necesitas compartir para sentirte mejor, busca apoyo en tus personas de confianza. Hay asociaciones a las que podéis acudir si lo necesitáis y que podéis encontrar en internet.