Consejos

  • Involucrad a la comunidad del colegio: no obligues a ninguna persona a participar, pero no dejes de invitar a nadie.
  • No coartéis vuestra imaginación: cualquier intervención puede ser muy importante, aunque parezca pequeña.
  • Usad materiales y herramientas accesibles: es fundamental trabajar con lo que se tiene a mano ya que es más eficiente, nos resultará muy útil en el medio plazo y, además, es creativo.
  • No tengáis miedo a la construcción: sólo hay un paso del bricolaje a la construcción, pero no os pongáis como objetivo una intervención faraónica.
  • Id interviniendo vuestro patio a vuestro ritmo: no tenéis ninguna prisa y, durante la construcción, los lazos de la comunidad se irán haciendo más ricos.
  • Disfrutad del proceso: más que buscar el producto final porque, en una construcción colectiva, la obra es la forma más divertida de relacionarse.